La Bohemia Española

"Los bohemios: Vivían donde podían, a salto de mata. Escribían en periódicos que no les pagaban, pintaban cuadros que no vendían, publicaban versos que nadie leía. Dibujaban caricaturas que nadie quería."

Ricardo Baroja, Gente del 98

Orígenes de la Bohemia

Bohemio era un término utilizado para designar a los inmigrantes procedentes de Bohemia, una de las tres regiones históricas que integran la República Checa. En Francia se empieza a utilizar de forma peyorativa con las personas que tienen una vida, carácter, comportamiento o actitud que se aparta de los convencionalismos sociales.

Unas de las primeras referencia a la palabra "bohemios" la tenemos en la obra del escritor francés Henry Murger titulada Escenas de la vida bohemia (1847-1849) donde narra las vivencias de los "Bebedores de agua", artistas del barrio latino muy pobres que, al no tener dinero para buen vino, se reunían en cafés tomando lo más barato del local.

Esta obra tuvo tal éxito en su época que se hicieron representaciones teatrales que dieron lugar a la famosa ópera La bohème que se sigue representando hoy día en todo el mundo.

El escritor Enrique Pérez Escrich en su obra titulada El frac azul, publicada en Madrid en 1864, nos describe a los bohemios como "esos hijos del genio que abandonan la paz de sus hogares, se trasladan a las grandes ciudades en busca de un nombre y una fortuna sin más patrimonio que sus esperanzas y su fuerza de voluntad".

Por bohemios se dio a entender unas personas idealizadoras, algo pícaras y buscavidas, que sin apenas recursos malvivían en las grandes capitales pendientes del éxito de sus versos, sus textos o sus pinturas. Aunque, según nos cuenta Ricardo Baroja en su Gente del 98, no todos los Bohemios eran pobres: los había aburguesados que ya tenían el éxito reconocido de sus obras, dormían en sus casas y comían en mantel una comida caliente.

Mientras que los bohemios que Baroja cita como auténticos dormían en casa de huéspedes, comían en sitios baratos o tabernas y prácticamente vivían en el café. Visitaban las librerías de lance para vender los libros que les regalaban y su previsión del futuro no era más allá de una semana.

Podían pasar dos o tres días sin más alimento que un café con leche y media tostada. Vivían una realidad ficticia entre la literatura o el arte y la vida día a día.

La Bohemia en España

En España la Bohemia tuvo su época de esplendor a finales del siglo xix y principios del xx. En esta época coincidieron muchos y variados personajes de la vida cultural que, viniendo de diferentes estilos literarios y artísticos, dieron lugar a la llamada Edad de Plata de la cultura española. Algunos bohemios obtuvieron fama y reconocimiento como Azorín, Baroja, Valle-Inclán, Rubén Darío o Machado, mientras que a otros la fama o el reconocimiento les ha llegado tarde o nunca, como Sawa, Buscarini, Bargiela, Gomez Carillo, Palomero, Villaespesa, Zamacois, Cansinos Assens, Dorio de Gádex, Carrere o Dicenta entre otros muchos ignorados y olvidados. Los bohemios defendían lo nuevo y lo moderno en rebeldía con las formas y costumbres del momento, mezclados auténticos revolucionarios de las artes, las letras y las ideas con reales buscavidas de la gran ciudad. En una gran mayoría son marginados de las artes y las letras que conviven con nombres reconocidos de la época y autores con los que escriben en las mismas revistas y periódicos.

Luces de Bohemia

Para conocer y entender la Bohemia nada mejor que la lectura de la obra de Valle-Inclán Luces de bohemia, editada por entregas en el semanario "España" en 1920 y publicada y revisada con tres escenas más en 1924. Luces de bohemia quizás sea la obra más conocida de Valle-Inclán, donde nos narra la vida de un bohemio: poeta, pobre que tuvo cierto éxito y reconocimiento en algún momento de su vida pero que acaba sus días mísero, ciego y olvidado. El personaje Max Estrella representa casi a la perfección al amigo del autor Alejandro Sawa.

Alejandro Sawa es el bohemio por excelencia, vivió en París donde conoció a los poetas y escritores de la época y se casó con una francesa. A su regreso a España escribe en los periódicos más importantes del momento. Su decadencia se acrecentó tan rápido que muere en 1909 en la más absoluta pobreza. Este personaje sirve a Valle-Inclán para dar vida a Max Estrella, protagonista de Luces de Bohemia, donde además el autor retrata a varios conocidos de la época como Dorio de Gadex (Antonio Rey Moliné), y Ruben Darío. Zaratustra refleja al editor Gregorio Pueyo, Ciro Bayo a Don Gay Peregrino, y la propia esposa de Alejandro Sawa y su hija salen al escenario como Madame Collet y Claudinita.

Algunos libros de la exposición

Emilio Carrere

El encanto de la Bohemia

Madrid, González y Giménez, 1911

Perrín y Palacios

Bohemios

La novela cómica, año II, n. 33, 1917

Ramón del Valle-Inclán

Luces de Bohemia

Madrid, Renacimiento, 1924

Alejandro Sawa

Iluminaciones en la sombra

Madrid, V. Prieto y García, 1910

Emilio Carrere

La copa de Verlaine

Madrid, Fortanet, 1918

Antonio Palomero

El libro de los elogios

Madrid, Librería de Francisco Beltrán, s. a

Emilio Carrere

Románticas y otros poemas

Madrid, Mundo Latino, s. a.

Emilio Carrere

Panderetas de España

Madrid, Atlántida, s. A.

Personajes de la bohemia

1 - Ramón María del Valle Inclán

2 - Rubén Darío

3 - Alejandro Sawa

4 - Salvador Rueda

5 - Enrique Gómez Carrillo

Café de la montaña

Ubicado en la Puerta del Sol desde 1893 estuvo abierto hasta despues de guerra civil. En él se daban cita escritores, poetas, músicos, pintores y toreros donde tenían tertulias y severas dicusiones. En una de ellas Valle Inclan sufrió una herida en su brazo izquierdo que le supuso su pérdida. El escritor Alejandro Sawa otro de los asiduos de este café.

A través esta pequeña exposición queremos presentar algunos de los protagonistas literarios de esa bohemia española que se desarrolló entre finales del siglo XIX y principios del XX, donde convivieron escritores que se convirtieron en clásicos de nuestra literatura y autores que nunca consiguieron la merecida fama.

Folleto de la exposición

Cartel de la exposición